¿Conflictos en tu área de trabajo?

by | Jun 29, 2018

Afrontando lo incomprensible.

Las relaciones interpersonales conforman una base para toda organización, a partir de ellas es que los proyectos pueden resultar en grandes logros, pueden ir desde el incremento en la productividad, la innovación de un producto hasta la creación de un nuevo sector de una compañía. Crear un ambiente laboral favorable ha sido un gran reto para los directivos, líderes de equipos de trabajo y/o coordinadores de área de cada compañía en el mundo, lograrlo implica comprender que cada organización representa un sistema vivo que requiere atender las diversas necesidades de las personas que la conforman.

Al tratarse la organización de un sistema conformado por personas que se relacionan entre si, entran en juego diversas percepciones y subjetividades, que de forma inevitable generan conflictos interpersonales, ocasionando diversas consecuencias tales como:  desmotivación, estrés, ansiedad, y lo mas riesgoso, una desvinculación y una de pérdida de sentido de pertenencia hacia el lugar de trabajo. Los conflictos suelen dividir a la gente y hacen que olviden el objetivo común, llevan a las personas a centrarse en las diferencias y en todo aquello que resulta desagradable del contexto en el que se desenvuelven y de las relaciones interpersonales que ahí sostienen.

Esto afecta directamente a los objetivos de cada organización, las personas involucradas suelen mostrar comportamientos y actitudes negativas (chismes, falta de comunicación o comunicación agresiva, actos de sabotaje entre departamentos, individualismo, etc.) que se hacen presentes en el día a día y terminan por influenciar en el ambiente laboral ¿Te imaginas trabajar así todos los días de tu semana?

¡Claro que no! sería la respuesta más común a la pregunta anterior, por lo tanto, aprender a identificar y resolver los conflictos será una tarea primordial para que estos afecten lo menos posible al ambiente laboral, y por ende los intereses de quienes conforman la organización.

Es aquí donde la metodología del Coaching cobra importancia. El primer paso es identificar y aceptar que existe un conflicto, posteriormente saber quiénes son las personas involucradas y conocer la perspectiva individual de cada una de ellas. A partir de ahí el/la coach en conjunto con los/as líderes/as de equipo y el departamento de Recursos Humanos desarrollarán la estrategia mas conveniente para resolver lo que en ese momento representa una situación de riesgo y los alcances posibles.

¿Qué hace al coaching una herramienta efectiva? Ofrece un espacio neutral y una dirección objetiva por parte de el/la coach, provee una mirada clara sobre aquello que los involucrados no están viendo – tal vez por una ceguera real o por necedad – promueve momentos de comunicación abierta y transparente para traer a la mesa aquellos temas que suelen evitarse o que se manejan de manera inadecuada, asimismo las intervenciones generalmente se formulan a través de preguntas, van dirigidas de manera que los participantes generen auto reflexión y sean ellos mismos los que resuelvan sus dudas, identifiquen sus áreas de oportunidad, sus áreas de fortaleza, propongan las estrategias y generen acuerdos que ayude a resolver lo que en ese momento representa un  conflicto.

Finalmente te diría que el coaching ayuda a que los momentos de tensión sean abordados desde la premisa de la comprensión mutua, toma como base la búsqueda de soluciones y plantea abrir canales para una comunicación asertiva. El interés principal es reforzar los recursos que están presentes y descubrir aquellos que no han sido explorados con el fin de crecer haciendo crecer a otros.